Saturday, October 8, 2016

Mi padre era un hombre bastante malo pero yo soy una bendición, y deben tratarme como tal.



Es difícil saber por dónde empezar con mi historia - supongo que desde el principio.  Me concibieron cuando mi madre fue violada por un vendedor de enciclopedias que  irrumpió en la casa de mi madre, mientras su hijo de 3 años de edad, mi hermano, estaba durmiendo. Estaba en estado de shock y no sabía qué hacer.   Ella  tenía una maravillosa trabajadora social, pero tenía miedo incluso a contárselo.


Aproximadamente dos semanas más tarde, el violador regresó alrededor de las 11:30 de la noche. Llamó a la puerta y llamó, pero mi madre estaba aterrada.  Procedió a romper la puerta y ella pensó que iba a violarla de nuevo. Ella le dijo que no iba a hacer eso otra vez - que tendría que matarla primero. Lucharon  y ella fue capaz de agarrar el auricular de un teléfono y llamar al departamento de policía. Increíblemente, la Policía le dijo que no podía ayudarla porque ella tenía que llamar al Sheriff ya que su casa estaba fuera de los límites de la ciudad. 

El violador la agarró por el cuello y comenzó a estrangularla. Poco a poco se fue deslizándo hasta el suelo y ya no pudo gritar más.  De pronto, se agotó. Poco después de eso, el Sheriff llegó, le tomó la declaración  mirando su cuello. Ellos dijeron que no veían ninguna marca, y luego le dijo que no había nada que pudieran hacer.

Dijo que se sentía avergonzada y sola. Ella  contactó con su trabajador social, que dio instrucciones a mi madre para ir al hospital y hacerse una revisión, por lo que había pasado.

Un par de semanas después, un Sherriff llegó a la oficina donde mi madre trabajaba y le habló de nuevo  respecto a lo que había sucedido. Pero a la semana siguiente, ella recibió una llamada para personarse en la oficina de policía para hacer una ronda de identificación. El violador fue detenido por conducir borracho. Y sí, él estaba en la ronda. La Policía tomó su declaración - sorprendentemente, era idéntica a la de ella. Confesó todo el asunto.


Mi mamá se dió cuenta de que ella había quedado embarazada tras la violación.

La  trabajadora social que atendía a mi madre le informó de que el violador estaba bajo sospecha y que estaba acusado,  en ese momento,  de una violación / asesinato de otra chica antes de violar a mi madre, por lo que mi mamá y yo teníamos suerte de estar viva.   Ella también supo más tarde  por su trabajador social que el violador estaba siendo tratado en una institución mental como resultado de un trauma psicológico durante su servicio militar.

Así que ésta es la historia de la violación y de mi concepción. Mamá y yo hablamos más adelante sobre el aborto y dijo que nunca lo consideró. Ella, sin embargo, se consolaba  con decir: "yo siempre quería una niña, ójala tuviera una niña". 
    
Hay una cosa que quiero decir con claridad  . Quiero a mi mamá con todo mi corazón. Sé que no fue fácil tomar la decisión de tenerme y criarme.  Ella tuvo una infancia muy dura.  Tenía un padre abusivo que bebía mucho, y perdió a su madre de una enfermedad cuando sólo tenía 14 años.  La mayor parte de los recuerdos que mi madre tenía de su propia madre era de estar enferma.  Así que mi madre no tenía realmente a nadie que le  enseñara  acerca de las experiencias de vida.

Mi madre cometió errores y como es comprensible,  no tomó buenas decisiones respecto a los hombres.  Yo era todavía un bebé cuando conoció a un hombre que le doblaba la edad - 32 años mayor que ella-,  que la hacía sentir segura y perdió un poco  la soledad que tenía. Bebía mucho y estoy segura de que a ella no le gustaba en absoluto. Él quería una hija propia y supongo que yo no era lo suficientemente buena para él. Consiguió su deseo y tuvieron una  niña - mi hermana- a la que amaba mucho. Así crecía, yo quería a mi padrastro, y también a mi hermana aunque me sentía como el 'garbanzo negro' todo el tiempo.  Mamá tenía miedo por mí cuando estaba a solas con él, así que tuve que permanecer oculta mientras ella iba a trabajar.  En una ocasión, cuando yo era un bebé, mi madre lo encontró ahogándome, incluso  me  había puesto azul.  Finalmente, murió de un ataque al corazón y  me vi obligada a tomar su nombre, que era otra vergüenza para mí.

Cuando tenía  casi 6 años de edad, descubrí que fui concebida en una violación.  Una niña de 6 años, ¿sabe  qué es una violación? Mi primo y sus amigos estaban hablando de mí, pero  no sabían que estaba bajo la mesa de juego.  Todo lo que oí fue que vine de una violación.  Corrí al baño y me encerré en él y lloré  mucho pensando que debía ser realmente estúpida.

Mi tía vino a casa.  Ella me abrazó y me dijo que  un día mi madre me diría más, cuando fuera mayor.  Durante los años en la escuela,  no sabía qué decir cuando me preguntaban por qué no tenía  padre. Eso fue en los años 60 y  no era tan normal. Mi mamá tenía que empezar a trabajar temprano por la mañana en una fábrica y nadie me ayudaba a vestirme o me daban de comer. Un maestro me escondía detrás del caballete y me daba tostadas y jugo de naranja.   No tenía amigos y yo no sabía cómo socializarme, así que jugué conmigo misma. 

A medida que crecía y me convertía en una adolescente  quería saber más, pero no sabía cómo decirle a mi mamá que yo ya lo sabía.  Tenía miedo de que se  enojara conmigo.  En la iglesia aprendí a una edad muy temprana que Jesús me ama siempre, no importa qué, y que Dios me estaba protegiendo.  Él me proporcionó las personas especiales a lo largo del camino que yo  necesitaba.  Nunca he perdido la fe  que era la única cosa buena en mi vida.

La única cosa que realmente soñaba era en tener un hombre maravilloso que me amara  y que fuera mi mejor amigo  Un día, cuando tenía 11 años, me encontré con este joven y yo sabía que iba a ser la mía.  ¿Cómo puede ser esto?  Oré para que él fuera el mío todos los días.  Yo llevaba un diario y le dije  todas las cosas tontas que hice para llamar su atención. Finalmente, un día, cuando tenía 14 años y él tenía 17 años, Pablo viajó 22 millas desde el país del sol caliente a mi casa a pedirme que saliera con él.

Le expliqué de inmediato cómo fue mi concepción - que nunca he tenido un padre y mi madre fue violada, y que nunca ha tenido un problema con él.  Él dice que sólo conseguí que me amara más.  Dios me dio un hombre maravilloso y no  cualquier hombre, sino  el de mis sueños. También me dio dos hijos maravillosos que nos han convertido en unos orgullosos padres.   El 3 de julio fe 1973 comenzamos nuestra vida juntos, y con los altibajos normales, estamos todavía juntos y somos los mejores amigos. Salimos durante 5 años y llevamos casados desde 1978.

Aún así, hay momentos en que me  siento insignificante.  A veces me pregunto si las cosas serían diferentes para mí si mamá me hubiera dado en adopción a  una familia amorosa.  Pero al final, yo soy la que soy.

Cuando pienso en ello, me siento  muy afortunada de que me dieran el don de la vida, a pesar de que no fue fácil y feliz todo el tiempo.   Yo sé que tengo que hacer que  mi vida sea para algo- hacer que Dios esté  orgulloso de mí por  darme la oportunidad de vivir la vida.

Sé que mi madre pasó por tiempos difíciles también para mí y que tuvo que soportar una gran cantidad de dolor y soledad.  Me alegro de haber conocido a mi madre estos años.  Ella no me podía dar la crianza que realmente necesitaba  porque ella no sabía cómo hacerlo y se sentía incómoda . Pero sé que me quiere y eso es todo lo que necesito.Un deseo que tengo es que las personas no miren pir encina del hombro a la gente como yo debido a la forma en que fueron concebidos, y que todavía me afecta.

No conozco al hombre que violó a mi madre ni a su familia.  Creo que era un hombre bastante malo, pero yo soy una bendición. Hay veces que echo de menos las piezas que faltan en mi vida pero mi madre me anima y tira de mi hacia arriba.


BIO:   Cindy Lambert es esposa, madre, diseñadora de joyas, bloguera pro-vida y miembro de  Save The 1 (Salvar El 1).

No comments:

Post a Comment