Sunday, September 25, 2016

Una muchacha de 14 años queda embarazada tras una violación y decide seguir adelante con la gestación

Por Kali 

Fue la peor noche de mi vida. Mis 14 años no eran la edad idónea para llevar la vida poco aconsejable que llevaba y acabé pagando las consecuencias. Era una noche fría de septiembre. Una de las últimas de verano y se podía sentir que el otoño se acercaba. Me escapé de casa de mis padres en mi pequeña ciudad para conocer a un chico con el que había estado hablando en Internet. Era un muchacho muy agradable que dijo que tenía mi edad. Yo sabía que mis padres nunca aprobarían esa relación, así que después de que se durmieron me escapé. No conocía a ese muchacho y me encontré con un hombre de 66 años de edad que me estaba esperando. Me violó esa noche.Violentamente. Sentí miedo. Avergonzada. Sola. 

Con el tiempo se lo conté a mis padres. Yo no habría sido capaz de mantener mi violación en secreto mucho tiempo. Y entonces supe que estaba embarazada de mi violador. Soy una muchacha bastante pequeña y ya se me notaba a los 3 meses. Mi familia estaba destrozada. Algunos familiares me apoyaban para que siguiera con la gestación; otros me animaban a abortar y los médicos estaban divididos. La primera cosa que oí fue: "Siempre hay oportunidades de tener otros hijos". Otro médico dijo a mis padres que yo era una "niña salvaje", incapaz de tomar cualquier decisión sobre mi propio bebé. Nunca se le ocurrió a ninguno de esos médicos otra cosa que realizarme un aborto. 

La policía capturó al monstruo que brutalmente me violó y hoy está en la cárcel. Ese hombre había robado mi cuerpo y ahora los médicos estaban tratando de robar mi bebé... A pesar de que la vida que llevaba dentro había sido concebida después de la brutalidad de la violación de un monstruo, no podía matar a mi bebé. Mis padres apoyaron mi decisión. 

Los niños en la escuela se burlaban de mí sin piedad. Cuando se enteraron de que iba a tener un niño, me dijeron "que va a llegar a ser un violador también". Uno, incluso, me dijo que mi hijo iba a violarme. En otra ocasión, un niño me arrinconó y me dijo que me iba a mostrar "lo que realmente era una violación." 

Mis padres me sacaron de la escuela. Aún así los niños no me dejaban en paz. Nos despertamos una mañana y vimos "puta" y "prostituta" pintado en nuestra casa. Durante un tiempo parecía que todo en la vida era una espiral fuera de control. La mayoría de la gente te hacen sentir como si estuvieras loca cuando decides mantener a un niño concebido por una violación. Pero cuando te violan y decides que la vida en tu interior merece seguir y la violación no es culpa de ese bebé, la gente te mira como si hubieses perdido la cabeza. Peor aún, algunas personas empiezan a dudar de que realmente hayas sido violada. 

Tuve un embarazo muy difícil. Yo estuve en cama de reposo 16 semanas en mi embarazo. Me puse de parto 8 veces diferentes y mi bebé precioso nació 2 semanas antes de tiempo. Él estuvo ingresado en la unidad de cuidados intensivos neonatales. (UCIN), donde se aferraba a la vida. Mi seguro sólo pagó la mitad de los costes de la UCIN y mi familia y yo simplemente no podíamos permitirse el lujo de pagar el resto pero fui ayudada por alguna organización provida. 

Hoy mi bebé es un niño sano y feliz. Él es un niño normal y todo el que lo conoce lo ama también. Siempre está sonriendo. He incluido una foto de él porque quería mostrar lo hermoso que es. Todos, los médicos, los niños en la escuela, incluso algunos miembros de mi familia que no querían que naciera, no podían imaginar cómo su sonrisa iluminaría el entorno. Todo el mundo ama de verdad mi hijo pequeño. Hoy y todos los días me trae alegrías que las palabras no pueden describir. 

Doy gracias a Dios por no haber escuchado a todas aquellas personas que me animaban a negar la vida a mi hijo. Hay muchas más personas que, como yo, quieren dar a luz, pero están siendo atacadas para que no lo hagan. Por favor, ayudad a detener este prejuicio. Hablando de corazón: Incluso en el caso de violación la vida es bella y mi hijo es hermoso. Nadie puede decir que fue concebido en una violación al mirarlo. Así que vamos a poner fin a esta actitud hacia estos bebés y las madres. Nos merecemos ser amados como cualquier otra persona. Las mamás merecen ver que la vida triunfa y la sonrisa en la cara de su bebé, que trae la luz en un mundo que a veces puede parecer tan oscuro. 

Publicado originariamente en LifeNews.

Sunday, September 18, 2016

Fui violada cuando era una persona sin hogar. Mi hija es la luz que surgió de ese horror

por Michelle Olson

Fue uno de los períodos más oscuros de mi vida - estaba teniendo problemas con mis padres, y una ruptura en malos términos con el padre de mis dos hijos, traicionada por mis amigos,  terminé en las calles, en lista de espera para un refugio para personas sin hogar.  No tenía nada y ni a nadie.  Recé pidiendo morirme.  Dentro de una semana, en vez de morir, fui violada.


Descubrí que había quedado embarazada de la violación.  Después de haber sido violada muchas veces en mi vida, conozco ese instinto de sacarlo de la mente – de no pensar en ello.  Tener un vientre que crecía, que me recordaba continuamente de la violación fue, de hecho, doloroso al principio, pero me obligó a lidiar con el dolor, y a superarlo.  Estaba tan sensible, pero sabía que mi bebé me necesitaba para superar todo aquello.  Finalmente pude conseguir una habitación en el refugio para indigentes.

Traté de llamar a una agencia para dar al bebé en adopción, pero no pude hacer la llamada.  Lloraba demasiado cada vez que lo intentaba. Finalmente decidí que me quedaría con mi bebé.

Ella me ayudó a superar la violación. Tengo una bebecita preciosa por lo que me pasó. Ella es dulce, cariñosa, y hermosa.  Lo que pasé fue nada comparado con la alegría que mi niña ha traído a mi vida.  Dios me dio una razón para seguir adelante. Mi niñita es mi bebé milagro.

Mi dulce ángel me ayudó en más formas de las que puedo contar.  Ella hace que el mundo sea un lugar más brillante.  Mi hija puede parecer un inconveniente para alguien que nunca la ha conocido, siendo concebida en una violación y teniendo discapacidades.  Cualquier persona que la conoce también conoce el amor y la bondad incondicional.  Los vecinos sonríen cuando la ven y esperan sus abrazos.

Ahora vivimos en Texas, donde Alice tiene terapia ocupacional, física y fonoaudiología.  Aún tiene solamente un diagnóstico de TDAH, pero ha hecho grandes progresos. Ella es una niña dulce que ama a abrazar a todos los que conoce.  Nunca tuve que enseñarle a compartir - es algo natural para ella.  Es muy generosa por naturaleza.  Amo tanto a mi hija, y he visto vidas cambiadas por su vida.
A través de toda esta experiencia, adopté a mi mejor amiga como mi madre.  Y da la casualidad de que su único hijo también fue concebido por violación.  Ella ha sido un consuelo a través de todo, y está orgullosa de llamar nieta a Alice.

En realidad tengo dos amigas muy cercanas con niños concebidos por violación, pero en realidad no hablan de eso.  Una de ellas tenía 16 y fue expulsada de la casa de sus padres por haber quedado embarazada.  Ella no les dijo a sus padres, hasta que su hijo tenía unos 12 años, que había sido violada por su novio.  Había sido violada antes y el padre del violador la obligó a abortar cuando ella tenía 14 años.  Ella, hasta el día de hoy,  todavía se siente mal por haber abortado, así que estaba decidida a no dejar que pasara de nuevo cuando quedó embarazada de su hijo.

La otra estaba en la universidad y no sabía que estaba embarazada hasta que el embarazo estaba bastante avanzado.  Ella dice que si hubiera sabido más temprano en el embarazo, es seguro que habría abortado.  Iba a ponerlo en adopción, pero cambió de idea.  Ella nunca pudo tener otro bebé de término y él es su único hijo.  Después de que él creció, ella decidió ser voluntaria en un centro de ayuda para mujeres en conflicto con su embarazo, y su hijo es la razón por la que ahora está a favor de la vida!


Así que si tienes una historia como la nuestra, no estás sola, y espero que esto te de esperanza.

Monday, September 12, 2016

Fui violada y tomé la píldora del día después, pero mi bebé sobrevivió. Doy gracias a Dios que lo hizo posible.

Kathy Taylor-North

El 22 de diciembre de 2008, fui violada.  Se pueden imaginar lo difícil que es revivir una violación, por lo que no voy a entrar en  detalles. Al día siguiente, fui al médico y me dieron un medicamento para la prevención de enfermedades y la píldora del día después - que, más tarde supe, es potencialmente un abortivo.
Seis semanas más tarde, fui al médico y me sometieron a un análisis de sangre y a una prueba de embarazo. Un par de días más tarde, la enfermera del médico llamó para decirme que estaba embarazada.


Estaba muerta de miedo y perplejidad. Yo había intentado quedar embarazada en los últimos años de los distintos chicos con los que había salido pero nunca pude. Pensé que era infértil, así que por supuesto, me sorprendió.
Inmediatamente, pensé en un aborto pero teniendo en cuenta el precio,  no me lo podía permitir, así que me deprimí. Luego, contemplé la posibilidad de auto-abortar y el pensamiento se hizo enfermizo, así que me decidí por la adopción. Pero todavía tenía remordimientos por llevar un bebé concebido consecuencia de la violación.

Llamé y encontré una agencia de adopción. Querían firmar los documentos de forma inmediata, y también me preguntaron sobre pruebas de detección del Síndrome de Down, porque yo ya era mayor. Si el bebé tenía Síndrome de Down no suponía ninguna diferencia para mí, por lo que me quedé turbada y recelosa con la agencia
Hablé con un amigo de Facebook, Ralph (Dios lo bendiga) y mencionó que tenía una hermana que vivía cerca de mí y que podía hablar en su iglesia acerca de mi situación. Unas horas más tarde, recibí dos llamadas telefónicas - una de ellas era de Karen, que es una bendición y un ángel enviado desde arriba. Me dijo que estaría dispuesta a ayudar a cualquiera a criar al niño, incluso que ella  podía  adoptar al bebé.  Me encontré con ella más tarde esa semana. Ella me compró mis rosquillas favoritas y hablamos largo y tendido.
Karen me dijo que tenía dos niños que fueron adoptados.

Pues bien, nuestra primera cita en el  médico fue muy emotiva. Ella explicó al médico mi situación. Además, mi más profundo pesar es que yo estaba tomando drogas. Nos dijeron  que estaba de 6-8 semanas de embarazo. Hicimos el ultrasonido y escuchamos los latidos del bebé. Cuando escuché por primera vez el latido del bebé, sabía que mi decisión era la correcta y que lo quería tener. Juré y prometí a Karen que no tomaría drogas durante los próximos meses.

Durante mi embarazo,  hicimos  todo juntas. Yo llevaba a su bebé y  era, como decíamos en broma, "la incubadora." Sé que mucha gente se ofenderá al leer una cosa así, pero yo sólo quiero mostrar lo bien que nos llevábamos y lo compenetradas que estábamos.  A lo largo de los meses, vi al bebé  crecer dentro de su corazón, y supe que yo estaba sacando adelante a un ser humano querido por Dios para  darle una oportunidad de vivir.
Supimos el sexo del bebé - que era un niño. Karen era tan amorosa  que, aunque tenía siete hijos, tenía más amor para dar a más bebés y me enseñó cómo se puede gozar de un bebé concebido por una violación. Se puede convertir una tragedia en algo maravilloso.

 Karen es una mujer  hermosa, con un alma buena y yo me siento muy afortunada de haberla conocido. Ella incluso me ayudó a cambiar de apartamento y me encontró uno nuevo. Ella siempre me entendió y luché contra mi enfermedad mental yendo a terapia. Yo estaba muy feliz por haber conocido a alguien que amaba al bebé y a mí incondicionalmente.

Supimos que el bebé iba a nacer alrededor de septiembre de 2009. Fue un viaje duro que se convirtió en algo muy valioso. Incluso tenía hepatitis C de una violación anterior, por lo que éste era un asunto delicado.
Me programaron una cesárea. Pero en una visita a mi doctor un día, él nos dijo que quería intentar inducir el parto. Cuando empecé con el trabajo de parto, nos dijeron que estaba progresando rápidamente y que iba a tener un parto natural. ¿Qué decir? Mientras sufría las contracciones, pensaba que estábamos pasando por esto juntos. En la tarde del 11 de septiembre de 2009, la bebé nació.

Una vez que di a luz, Bobby( marido de Karen), se fue con el bebé pero Karen se quedó conmigo hasta que estuvo segura de que  me encontraba bien. Y, entonces, ella finalmente conoció a su hijo. Nunca lo vi, pero ella estaba tan feliz y muy emocionada. Él es un pequeño muy querido y feliz.

Karen sigue siendo y siempre será una parte de mi vida. Y sé que este niño nacido de una violación transformó una tragedia en algo hermoso. No tengo pesadillas sobre la violación. Le di a Karen y a su familia un don eterno y precioso. Esa fue la experiencia. Estoy muy feliz de que él no fuera abortado. Y siempre lo llevaré en mi corazón. Hice a Karen y a su familia un regalo más que especial.Fue una bendición.

Si usted ha sido violada y descubre que está embarazada, usted también puede convertir un acto tan horrible en algo increíble y especial.

Kathryne Taylor-North, es  madre biológica tras una violación, reside en Little Rock, Arkansas, y es un bloguera de  Save The 1( Salvar El 1).

Thursday, August 25, 2016

DROGADA Y VIOLADA POR SU EX MARIDO

Monica fue drogada y violada por su ex marido y se vio terriblemente sorprendida cuando descubrió que estaba #embarazada. Animada por el entorno a abortar, consideró la opción. Fue su hija mayor de 18 años quien le hizo ver la realidad que tantas mujeres desconocen: El #bebé en camino es tan víctima de la violación como la propia #mujer violada. Hoy Mailen que en machupe significa " Mujer fuerte" tiene casi 5 años y es el vivo testimonio de que nunca el aborto puede ser una solución.
"Fui muy feliz hasta que lo conocí... Tuvimos una relación de más de 2 años en los cuales me terminó forzando a hacer con él todo lo que se le ocurría hasta que quedé embarazada de nuestro primer hijo. Él y yo teníamos hijos de una relación anterior.... pero, apenas supo que había quedado #embarazada, él comenzó a insultarme más aún... hasta que perdí a mi primer #bebé. Es un dolor que cargo y duele hasta hoy, más cuando comenzó a gritarme por las calles que yo habia matado a mi bebé. A todo esto denuncié esta situación a Carabineros y en los tribunales pero no pasó nada.
Habíamos dejado de vivir juntos, ya no eramos nada y él no dejaba de ir a molestar a mi casa. Por más que llamaba a Carabineros denunciando, me decían que no tenía una orden de alejamiento.
Un día recuerdo que no teniamos dinero con mi hijo para la locomoción y caminamos desde el colegio hasta la casa que nos quedaba muy lejos y llegamos exhaustos. Nos acostamos y esa noche olvidé poner cadenas a las rejas de mi casa, situación que él aprovechó para entrar y meterse en mi casa. Él sabía todas las costumbres mías y de mi hijo.
Siempre dejábamos agua para beber a media noche y ese día, no fue la excepción. Él puso un polvo en nuestras aguas y de ahi en adelante él hizo lo que quiso conmigo. Me violó... y resultado de eso quedé embarazada. Yo no podía creer que estaba embarazada si no tenía pareja y sabía que no habia estado con nadie pero lo extraño fue que él desapareció tres semanas.
Al día siguiente con mi hijo nos sentíamos muy extraños. Fuimos a Urgencias y nos tomaron unos exámenes de sangre. Demoraron tres semanas en estar listos. Cuando a la semana me entero de mi embarazo, me quería morir. No sabía cómo ni porqué estaba embarazada, pero estaba. Cuando me ve mi ginecólogo para verificar que estaba malo el examen de sangre, él me dice: "Hazte estos exámenes y sabremos si estas realmente embarazada y el tiempo exacto".
Yo en shock con la noticia vuelvo a la consulta de mi ginecologo y me dice:" Tienes dos semanas y media". Me quería morir, de verdad. Comencé a pensar qué podía haber pasado y recordé que una vecina tenía cámara en su casa así que revisamos las grabaciones y él salía entrando a mi casa aprovechando que no tenía las cadenas. Él tenía sólo llave de la reja y puerta de mi casa. Entró y me violó.
Quería morir, me sentía sucia, sentía que todos me miraban con repudio, que era lo peor. Busqué ayuda y lo primero que me dicen es: "Aborta, ¿cómo vas a cargar con eso? Cuando mires a ese bebé vendrán tus recuerdos del violador a tu mente y los traumas".
De verdad, llegué a pensarlo. Estaba decidida a matar a ese bebé hasta que llegó mi hija mayor y me tomó de los brazos y muy enojada me dice: "Mamá, ¿cómo vas a matar a ese bebé que cargas en tu vientre? Ese bebé es tan víctima como tú. Él no te pidió venir al mundo. Tú siempre soñaste con tener tres hijos y, como sea, éste será tu tercer hijo. ¿Ya olvidaste todo lo que sufriste al perder de manera natural a tu hijo y ahora quieres matar a éste que es tan víctimas como tú?
Esas palabras me llegaron a lo más profundo de mí. Tenía razón, ese bebé era una victima más de mi violador. El trauma de mi violación ya era un gran peso porque, así como actuaba durante el último periodo de relación que tuvimos, me podía imaginar lo animal que fue en ese momento.... Sólo pensarlo me causaba escalofríos.
Cuando él se enteró que estaba embarazada y ya tenia 4 meses fue a mi casa, según él arrepentido, y con la intención de hablar como dos personas adultas. Él es ex marino, durante 25 años fue submarinista y en ese periodo pertenecía a la cuarta zona de Iquique.
Comenzamos hablando muy bien cuando, de pronto, me senti mal. Él, muy amable, me dice que se quedaría en el primer piso por si yo necesitaba ayuda y a las 4 de la mañana me levanto al baño y él me comienza a insultar. Con sus gritos, se despertó mi hijo que ya tenía 9 años y, cuando me doy media, vuelta mi hijo me grita: "¡Mamá, cuidado!!!!" Él me pegó, bajé corriendo abrazada a mi hijo y nos paramos en la cocina. Yo abrazada con mi hijo y con un cuchillo en la mano.
Llamé a Carabineros de Iquique y me decían que iban en camino. Había pasado ya una hora y vuelvo a llamar a Carabineros porque él me amenazaba y gritaba cada vez más. Me contestó un Carabinero y escuchaba cómo me gritaba y amenazaba con seguir golpeándome y yo le digo al carabinero que estaba embarazada de 4 meses con un hijo de 9 años y un cuchillo en mi mano.
Él gritaba y recuerdo como si fuera hoy al carabinero tratando de calmarme. Llamó por otra línea a Iquique y en cinco minutos llegan tres furgones y dos RP. Se bajó un contingente de Carabineros y tuvieron que romper el ventanal de mi casa para poder entrar y detenerlo. Se quedaron conmigo hasta que nos llevaron ellos mismos al Tribunal de Familia. Le dieron orden de alejamiento que jamás respetó.
Pasé todos esos 4 meses restantes estresada, angustiada, asustada y desconfiando de todos hasta que nació mi hija. El médico me realizó una cesárea antes de tiempo porque yo sólo quería irme de Iquique y rodearme del amor de mi familia, practicamente arrancando de más daños y maltratos.
Ahora que veo a mi hija ya de 4 años y 8 meses le digo que me perdone por sólo pensar en algún momento en abortarla. Pero es tanta la presión de quienes supuestamente te deberían ayudar que uno lo duda. Pero si no hubiera sido por mi hija mayor que ya tiene 24 años, ella no existiría hoy. Se puede salir adelante con un hijo producto del acto mas aberrante que es una violación siempre que encuentres angelitos en tu vida que te den apoyo no "soluciones más problemáticas".
MUJERES UN HIJO ES UNA BENDICIÓN Y YO A MI BENDICIÓN LE PEDIRÉ PERDÓN HASTA EL ÚLTIMO DÍA DE MI VIDA POR EL SOLO HECHO DE HABERLO PENSADO EN ALGÚN MOMENTO.

Thursday, June 30, 2016

La decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos: la perspectiva de una víctima.

Por Libbie Peters


Como consecuencia de la decisión histórica del Tribunal Supremo en favor de "los derechos de la mujer" he decidido "hablar" por así decirlo, para que a lo mejor los que están convencidos de que esta decisión es una gran victoria para nuestro país y para las mujeres por fin vean el aborto como yo lo veo.  Desde los ojos de una víctima de violación, y la madre un "producto" de la violación.

Aparte de mí misma, mi atacante, y 2 amigas muy cercanas nadie sabe este secreto que he estado escondiendo durante más de un año.  Ni mis padres, ni mis hermanos, y probablemente nunca le contaré a mi hermosa y perfecta “producto” de 9 meses.  Decidí permanecer en silencio por miedo a que este hombre tratara de volver a hacerme daño otra vez en venganza por querer buscar justicia.  Aunque, yo no lo llamaría un "hombre", era un cobarde.

No voy a suavizar esto.  Voy a ser el 100% veraz y real, no porque quiera tu compasión, sino porque quiero que estés informada.

Era una noche normal, había salido con amigas, 2 cervezas con las chicas y 1 trago comprado por unos tipos al azar en el bar.  Pero entonces no era tan normal.

Ahora siendo no tan Kardashian de porte (oye, tengo curvas), y siendo mitad alemana, esa pequeña cantidad de alcohol en el transcurso de las 4,5 horas que estuvimos en el bar no debería haberme afectado de la manera que lo hizo.

El resto es un borrón.

Cuando por fin "volví" estaba en la parte trasera de un automóvil, completamente desnuda y allí estaba un tipo que había conocido en el bar, y el hombre al que todavía hoy temo.

Conduje a casa (de alguna manera) e inmediatamente me metí a la ducha y me di cuenta de que tenía moretones por todo el cuerpo.  Por haber sido inmovilizada y empujada a fin de que este "hombre" pudiera conseguir lo que quería, contra de mi voluntad.

Dos meses más tarde descubrí lo que temía- estaba embarazada de mi atacante.  Y a partir de ese momento creé una cadena de mentiras para que si alguien me preguntaba quién era yo tendría una respuesta, una respuesta inventada, pero una respuesta de modo que nadie haría preguntas que revelarían la verdad.  Pero la verdad me ha estado carcomiendo desde esa noche.

Me vi obligada a tomar una decisión: adopción o quedarme con el bebé.

¿Notas que el aborto no está en esa lista? Esto se debe a que nunca fue, y NUNCA debe ser una opción.  Este precioso bebé fue el resultado de una circunstancia horrible y aterradora, pero este bebé no era el culpable de eso.  Yo sabía que independiente de mi decisión, mi vida iba a cambiar.

Así que antes de que me sermonees sobre "bueno, ¿qué pasaría si...?" o "es el derecho a decidir de la mujer", no lo hagas.  Porque aquí estoy, la respuesta perfecta al ejemplo que he oído una y otra vez: "bueno, ¿y si la mujer fue violada? Ella debe poder decidir!".

Y tienes razón, ella debe poder decidir.  Pero no sobre si el bebé debe vivir o no, independientemente de si ella quiere o no quiere esta tremenda bendición en su vida, o si le gustaría bendecir a otra familia con este precioso regalo.

Así que eso me trae al presente.  Esta decisión histórica del Tribunal Supremo abrogando la ley HB2 de Texas, la que cerraría el 75% de las clínicas de aborto aquí, en Texas.

Obviamente, yo esperaba y rezaba la ratificación de esta ley para que el cierre de estas clínicas permitiera a las mujeres buscar opciones distintas al aborto, pero ya sabemos cómo eso terminó.
Así que aquí estoy, en voz alta y orgullosa (qué oportuno después del "fin de semana del orgullo"). Quiero que la gente sepa que esta víctima sobreviviente dejará de estar en silencio. Estoy aquí diciéndole a los que nunca han pasado por algo como esto que el aborto no es un "derecho de la mujer", la VIDA es un derecho de cada ser humano incluyendo los HUMANOS no nacidos, ya sea hombre, mujer, heterosexual, homosexual, negro, blanco, etc.  Ellos merecen su oportunidad de decidir.

Estaría mintiendo si no admitiera que oraba todas las noches para que mi hija se pareciera a mí y no tuviera ningún parecido con este "hombre".  Y estaría mintiendo que algunos días cuando la miro me acuerdo de esa noche, y me acuerdo de cómo lo localicé para decirle que estaba embarazada, y la forma en que actuó al principio, como si quería ser parte de la vida de mi hija, y luego al día siguiente me tiró contra una pared, amenazado con matarme a mí y mi hija.  Estaría mintiendo si dijera que no he pensado en "perseguirlo" por manutención, o buscar otro tipo de ayuda del gobierno porque ser una madre soltera que también es estudiante a tiempo completo no es fácil, o muy lucrativo.  Pero no lo hice.  Ni lo haré.  DECIDO hacerlo por mi cuenta y no ser otro estereotipo de "viviendo de gobierno".

DECIDÍ por la vida de mi pequeño y precioso "producto".  A pesar de que tenía plena causal para interrumpir el embarazo.  Diablos, podría haber matado a mi bebé, contado mi historia y ser considerada una heroína.

Pero aquí estoy, un año y medio más tarde, horriblemente estresada, constantemente cansada, sintiendo que siempre estoy fallando en la vida, o en la maternidad, pero nunca me arrepentiré de mi decisión de ELEGIR dar vida a este precioso ángel.  Una pequeña sonrisa y me recuerda que después de cada tormenta, sale del sol.  Y mi pequeño rayo de sol vale todas las noches en vela, donde lloro hasta que me duermo preguntándome si alguna vez seré capaz de darle a esta pequeña la vida y la familia "normal" que se merece.  Me pregunto si alguna vez va a tener un padre real que la ame como si fuera suya.  Porque, obviamente, su verdadero padre no es una opción.

Pero, independiente de eso, estoy hablando para que aquellos de ustedes que piensan que esta decisión es "valiente" y "estupenda" y que es una "victoria para las mujeres en Texas y en todo Estados Unidos" (cita de Hillary Clinton), y te digo, es un día muy triste en este país.  El aborto no se trata de los derechos de la mujer, le quita los derechos humanos a los inocentes e indefensos.
Así que miren bien.  Aquí está la cara de una sobreviviente y un "producto" de violación.  Felices, sanas, y nos amamos.  Estoy feliz de saber que ella y yo tenemos el derecho a decidir, pero estoy contenta de haber ELEGIDO VIDA.



Citando a uno de mis grupos favoritos de los 90, soy una sobreviviente, voy a lograrlo.

Ver original en este enlace LibLaughLove

Sunday, June 19, 2016

La gente me mira con horror cuando se enteran de que mi hija fue concebida en una violación


ANALYN MEGISON


Una de las primeras preguntas que me hacen normalmente después de compartir con alguien que estoy criando a mi hija que fue concebida tras una violación es, "¿Ella ya lo sabe?" - A menudo, lo  acompañan de  una expresión de horror.
He notado  que muchos consideran que criar un hijo concebido en una violación es algo vergonzoso en sí mismo y que lleva a una vida de sufrimiento debido al  horrible crimen que fue cometido.  A  veces, se proyecta sobre los niños que, como el mío, fueron concebidos en una violación. Algunos  pueden creer que todas las dificultades  terminan una vez que se elige la vida y un niño nace, pero nada puede estar más lejos de la verdad.

Sería muy positivo que se pudiera terminar con el régimen de visitas y custodia de mi violador a mi hija, lo que mitigaría un poco el dolor de todos. Pero el estigma que lleva mi niña preciosa a quien tanto quiero debe terminar y es necesario que sea así si queremos hacer de este mundo un lugar mejor lleno de amor. El respeto hacia alguien, independientemente de la forma en que él o ella fue concebido, es esencial.

Espero que algún día la primera pregunta que me hagan al ver a mi hija sólo sea: "¿Qué tipo de aficiones tiene?" Y yo contaría cómo ella tiene un gran sentido del humor y le gusta hacer arte proyectos y cantar. O incluso, "¿Le gusta ser  hermana grande ?," y yo podría decir: "¡Sí, ella adora a sus hermanos pequeños!"

Pero como dije, eso no es lo más frecuente al empezar una conversación-no suelo hablar de lo mucho que valoro y disfruto los logros de mi primera hija. Por favor, consideren lo difícil que es  para una madre como yo, que ama a todos sus hijos por igual y con todo su corazón. Por supuesto, espero que esto cambie algún día, pronto, y espero con ansias  ese día.

Mis derechos humanos fundamentales fueron violados cuando fui violada hace unos años y abusaron de mi dignidad y mi humanidad. Pero a día de hoy una de las cosas que aún tengo que defender son los  derechos humanos básicos de mi hija concebida en es violación y de otros niños inocentes como la mía. Yo no soy un objeto para el uso y disfrute de un  violador y  tampoco mi hija es un mero producto de un acto criminal violento, simplemente debido a cómo se llevó a cabo su concepción.

A menudo, tenemos que mirar más allá de la escritura normal de las leyes que están en vigor para tener una idea de cómo es nuestra conciencia social colectiva realmente y a donde nos puede  llevar en el futuro. En una situación como la mía - donde una mujer es violada y queda embarazada como resultado de esa violación, las violaciónes de los derechos humanos son de dos tipos: la violación de la mujer, y luego también la violación del niño debido a la forma en que se contempla de forma sistemática dentro de la legislación. Esto es inaceptable en cualquier sociedad verdaderamente libre.
Irónicamente, si se mira en cualquier convenio o tratado de Derecho Internacional, no se  encuentra  lenguaje que especifique el derecho a un aborto si el causal que tiene el niño por nacer es objetable: O el color de ojos o su género... Obviamente, eso se consideraría una barbaridad - una agresión a los derechos humanos y la dignidad humana,  incluso considerado como una  forma  de genocidio si el motivo fuera la raza o el origen étnico. Por eso,  no está claro para mí por qué una clasificación específica - "concebido en violación" - se contempla en la ley como un "causal" para someterse a  un aborto o estos casos están exentos de las regulaciones o ciertas protecciones y limitaciones sólo por el modo concreto en que se produjo la concepción de alguien. No hay ninguna lógica para esta discriminación, al igual que no habría ninguna lógica a tener  derecho a abortar por cualquiera de las otras razones mencionadas anteriormente.

El temor no es una razón lógica para que algo sea legislado, como la historia ha demostrado una y otra vez en todo el mundo. Así, pregunto: ¿De qué se tiene realmente miedo? Seguro no es de mi dulce niña. 

 Analyn Megison es co-fundador / miembro de la junta de la Esperanza Después de la Concepción Violación - www.hopeafterrapeconception.org  y  bloggera de Salvar El 1. Gaduada en la Facultad de Derecho de la Universidad Estatal de Florida y  sobreviviente de una violación, luchó con su violador por la custodia de su hija. En su segundo año de derecho, fue estudiante visitante en la Universidad de Georgetown e internado con un juez federal en Washington, DC. Fue nombrada como Asistente Especial sobre Política de las Mujeres para la Oficina del Gobernador de Louisiana, y actualmente  trabaja en  un Grupo de Trabajo de Violencia Sexual y Doméstica  de Florida. Analyn está casada y vive en Florida con su marido y sus hijos.

Friday, June 10, 2016

Mi hija nació tan solo a las 25 semanas de gestación - ¿Cómo puede ser legal Aborto?

por Teresa Rachels



La mañana del 26 de junio de 1994, me desperté y no me sentía del todo bien. Estaba de 25 semanas de embarazo. No fue hasta esa noche, cuando empecé a sentir las contracciones y mi marido, Forrest, me llevó al hospital. Cuando llegamos, la enfermera trató de consolarnos  explicando que era probablemente una falsa alarma. Sin embargo, tan pronto como ella me examinó  se quedó blanca como el papel y salió fuera de la habitación. La oí en el despacho de enfermeras hablar con el médico por teléfono. Ella decía que podía sentir la cabeza del bebé en el canal del parto. El parto era inminente. Tenía mucho miedo porque sabía que las posibilidades de mi hija de sobrevivir eran escasas. También me preguntaba qué habría pasado  si hubiera ido a primera hora de la mañana cuando me desperté y no me sentía bien.

Al cabo de una hora, rodeada por dos médicos y varias enfermeras, la necesidad de empujar fue abrumadora, a sabiendas de que en cada contracción traía a mi bebé mucho más cerca de una muerte casi segura porque ella tenía sólo 25 semanas. Pero Erin Brooks Rachels nació viva con un peso de 1 lb 15 oz. Tanto los médicos como todas las enfermeras salieron de la sala de partos con lágrimas en los ojos. Yo quería  sostener a mi bebé, pero tuvo que ser llevado de inmediato para recibir tratamiento en ese pequeño hospital regional.

La unidad neonatal más cercana estaba en Memphis, Tennessee - a tres horas de distancia. Pensaban enviarla allí en un autobús que había sido convertido en una unidad neonatal, pero, en ese momento,  estaba en camino para recoger a otro bebé prematuro que había nacido en otro lugar en el oeste de Tennessee, y pasarían varias horas antes de que el autobús llegase  a recoger a  Erin.

Mientras tanto, la pediatra, Dra Susan Brewer, permaneció al lado de Erin bombeando manualmente una bolsa de respiración y tratando de estabilizar sus signos vitales. Tan pronto como pude, fui a la incubadora donde el Dr. Brewer y Forrest estaban trabajando con Erin. Su ritmo cardíaco se estaba agotando, pero tan pronto como hablé, se recuperó. El médico dijo: "Reconoce su voz. Ella necesita a su mamá". ¡Me quedé asombrada! A pesar de que Erin era tan pequeña, conocía la voz de su mamá, y eso mostró el poder de Dios. Él crea en estos pequeños un vínculo natural y automático con su madre.

El autobús llegó por fin y llevó a Erin a Memphis. Al llegar a la unidad neonatal empezaron a administrarle un tratamiento tan intenso que nos dijeron que un adulto difícilmente podría soportarlo. Su estado era tan crítico que para ella vivir un minuto más era como otra hora para un adulto en estado crítico; una hora era como un día más para un adulto. Decir  que el tiempo pasaba a cámara lenta para nosotros es un eufemismo.

El hermano de mi marido y mi cuñada vivían en Memphis, por lo que pudimos  quedarnos con ellos. Pasamos todos los días en la UCI neonatal con Erin, mientras nuestras otras dos hijas se quedaron con los abuelos. Formamos parte de una pequeña congregación de la iglesia y recibimos apoyo de ellos, así como de muchas otras congregaciones de la iglesia - incluso las personas que ni siquiera conocíamos - que estaban orando regularmente por nosotros y por nuestra hija Erin. Fue un estímulo increíble saber que tanta gente nos estaban encomendado a Dios y sin duda sentimos su presencia. Yo rezaba con mucha intensidad, más de lo que nunca antes había hecho. Mi oración era para que Erin no sólo  viviera sino para que fuera capaz de tener una vida normal y feliz.

El 5 de julio de 1994, Erin falleció. Vivió dos semanas, pero el tiempo era tan intenso que parecían meses.

Algunos pueden decir que Dios no responde a nuestras oraciones pero lo cierto es que Él fielmente nos lleva a través de este difícil momento, y yo simplemente no podría haberlo superado sin Él. Por si la promesa del Cielo en la presencia de Dios no era suficiente, tengo la esperanza de reunirse con mi hija Erin por toda la eternidad lo que  me motiva a mantener mi caminar cristiano.

Durante su corta vida, Erin estuvo cubierta de cables y tubos. Una de las cosas más difíciles para mí fue que nunca llegué a oír su llanto, porque los bebés no pueden llorar con los tubos en su garganta. Los tenía puestos desde los pies a la parte superior de la cabeza y por todas partes. Ella vivió fuera de la matriz durante dos semanas y dos días. Nosotros pasamos cada momento que pudimos allí junto a su cama y nos despertábamos con frecuencia en medio de la noche para regresar al hospital para estar con Erin.

A los 25 semanas de gestación, Erin era un bebé perfectamente formado. Ella tenía físicamente cada parte, cada órgano. Ella sabía reconocer mi voz cuando yo hablaba. Ella tenía nuestro aire de familia. De hecho, se parecía mucho a su hermana mayor, Sylvia. Incluso tenía el mismo gesto de meter la mano bajo la barbilla mientras dormía, como Sylvia y yo hacemos todavía. Sin embargo, con todas las pruebas de la humanidad  que tiene un bebé de 25 semanas,  todavía es legal abortarlos

Después de haber visto a mi hija soportar tanto y luchar tan duro para vivir, y después de orar con tanta fuerza para que ella pudiera vivir y tener que dejarla ir, me enferma saber que hay mujeres que, literalmente, lanzan a sus propios hijos a la basura y los médicos no aconsejan bien a esas mujeres asustadas.

Tengo que guardarme de la amargura y el odio hacia aquellos que promueven el aborto. Sería tan fácil perderme en esas emociones. El Aborto por cualquier motivo es un acto egoísta. ¡Sé que habría renunciado a mi propia vida para salvar la de Erin!

No hay excusa para el aborto, no importa cuán difíciles sean las circunstancias. No puedo imaginar el dolor y el sufrimiento de  una violación. Pero pienso que no importa cómo una mujer, independientemente de su edad, se queda embarazada. Esto no cambia el hecho de que él o ella es un niño humano con el mismo potencial que cualquier otro niño, y sin tener en cuenta quién es el padre, el niño es hijo qmde la madre que lo ha engendrado.

Hace unas semanas leí con  horror que a una niña de 14 años de edad embarazada víctima de una violación en la India  el Tribunal Supremo le había concedido el derecho legal para abortar a su hijo de 25 semanas de edad  -¡la misma edad que Erin! No la culpo a ella personalmente. Culpo a los adultos que la rodean, ya sean amigos, la familia o la autoridad legal que la han animado a que aborte a su hijo. Ella no es más que una niña a y no puede comprender las ramificaciones de esta decisión y cómo afectará el resto de su vida. Ella ha pasado un gran trauma a causa de la violación y el aborto de este niño sólo servirá para que el trauma de incremente. Nunca sabrá el amor y la sanación que el niño podía darle. 

Erin nació a las 25 semanas en 1994. Si hubiera nacido hoy, en que el avance  de la medicina es mucho mayor, habría tenido una oportunidad mucho mayor de sobrevivir. El bebé de la India de 25 semanas realmente podría haber sobrevivido. Después de haber visto a mi propia hija a las 25 semanas de gestación, relaciono a este bebé indio con Erin y cuando cuentan cómo asesinaron a este niño inocente, también devalúan la vida de mi hija.

BIO: Teresa Rachels es madre de cuatro hijas, esposa de Forrest -  26 años de matrimonio, abuela de dos nietos, y bloguera pro-vida de Salvar El 1 .